Los riesgos cardíacos de dormir mal (y los beneficios del descanso)

Share

“Yo es que sin mis ocho horitas de sueño no soy persona”. Aunque cada cual puede cambiar ese número por una cifra mayor, el caso es que dormir es una de las aficiones más valoradas y preciadas para muchas personas, que tienen en el sueño algo más que un placer. Por otro lado, incluso para los menos dormilones, el sueño es esencial para iniciar bien el día y descansar de la jornada anterior.

El corazón no es excepción y no solo recibe los beneficios de dormir bien, sino que sufre el resultado de no descansar lo suficiente. Según un informe publicado por Sleep Disorders, uno de cada cinco españoles es insomne, un factor de riesgo para el desarrollo de insuficiencias cardíacas, tal y como estima el European Heart Journal, que ha seguido una muestra de 54.279 personas de entre 20 y 89 años a lo largo de 11 años. El resultado es que a aquellos que sufrían tres síntomas de insomnio se les triplicaban el riesgo de padecer insuficiencias cardíacas en comparación con aquellos sin problemas para dormir.

El insomnio no siempre se identifica como un peligro para la salud, así que es importante tomar conciencia de cómo las dificultades para conciliar el sueño pueden afectar al rendimiento diario y al estado del organismo. Tal y como sostiene Lars Laugland, investigador de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, el insomnio consta de tres síntomas: problemas para dormir, problemas para permanecer dormido y no despertar sintiéndose descansado por la mañana.

Los resultados del estudio certificaron la relación entre los trastornos del sueño y el estado cardíaco, puestos que aquellos con dificultades para conciliar el sueño casi a diario veían incrementado su riesgo de infarto más de un 45 %; quienes tuvieron problemas para permanecer dormidos casi todas las noches, hasta un 30 %; y las personas que despertaban sin sentirse descansados más de una vez a la semana, un 27 %. Por lo tanto, los que combinaban estos tres factores se enfrentan a un peligro más elevado de insuficiencia cardíaca.

En cuanto a los hombres y mujeres analizados que no sufrieron esta clase de complicaciones para dormir, su probabilidad de sufrir algún percance en el entorno cardíaco permaneció netamente inferior a la de aquellos que sí presentaron estos síntomas. Carecer de un sueño reparador añade a este riesgo para el corazón una mayor sensación de cansancio, debilidad o irritabilidad muy desagradable para las persona que lo sufre.

Muchas de las personas con dificultades para el reposo nocturno se han habituado ya a este trastorno y no lo conciben como un elemento perjudicial para su salud. El insomnio, no obstante, requiere las atenciones pertinentes e incluso una visita al médico para tratar de remediar estas dificultades.

Dormir

Cómo intentar dormir mejor

Uno de los objetivos para las personas con insomnio elevar la calidad y la calidad del sueño tanto para su bienestar cotidiano como para reducir la amenaza sobre su corazón. Para ello existen tanto unos hábitos recomendables para favorecer el descanso como unas pautas, una vez en la cama, para potenciar el efecto reparador de dormir.

En primer lugar, el organismo es un sistema complejo, una máquina cuyo funcionamiento regular es esencial para cumplir sus funciones. Así, mantener unos horarios habituales al acostarse permite que el cuerpo se acostumbre a dormir en unas determinadas horas, mientras que es muy recomendable evitar grandes atracones, el alcohol o bebidas estimulantes o con azúcar antes de irse a la cama. El deporte, siempre que no se haga justo antes de cerrar los ojos debido a la adrenalina que descarga, genera un cansancio que invita a conciliar el sueño.

Una vez bajo las sábanas, los expertos en el sueño aconsejan dormir sobre el lado izquierdo por las siguientes razones. Más del 80 % del corazón cae hacia el lado zurdo del cuerpo, así que dormir sobre este área favorece el drenaje cardíaco por el sistema linfático y, dado que la arteria aorta sale del corazón arqueándose hacia el abdomen por esta zona izquierda, descansar sobre este lado facilita el bombeo de la sangre de una forma más cómoda y eficaz.

La digestión, por su parte, también se lleva a cabo de una forma más adecuada si el descanso se hace sobre la izquierda del cuerpo. Especialmente en el caso de la siesta o de descansos entre horas, apoyarse así contribuye a que el estómago digiera con más eficacia y al despertar no se tenga la sensación de empacho. Por tanto, el descanso y dormir bien es crucial para el rendimiento diario y que el corazón esté en el mejor estado posible.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 4 Promedio: 3.8)

2 thoughts on “Los riesgos cardíacos de dormir mal (y los beneficios del descanso)

  1. Tengo Hipertensión Pulmonar y también Insuficiencia cardíaca, de qué lado me aconsejan dormir.
    Muchas gracias.

Comments are closed.

Previous post Clínicas dentales y desfibriladores: una relación necesaria
Next post Consejos para evitar los ahogamientos en verano