¿Cuánto deporte pide el corazón para estar sano?

Share

Los médicos llevan ya muchos años advirtiendo que hay que hacer deporte en el día a día para mejorar la salud, y si los especialistas insisten tanto es porque, efectivamente, las actividades deportivas traen consigo múltiples beneficios para tu organismo. Quizá lo mejor de todo es que no hacen falta grandes esfuerzos ni sesiones intensísimas para mantener engrasado el cuerpo.

Según indican los expertos, lo más recomendable para un adulto medio es realizar o bien tres tandas semanales de 20 minutos intensos diarios, o bien media hora de ejercicio moderado cinco veces a la semana. Dentro de la clasificación de “ejercicio moderado” entran acciones tan poco exigentes como ir en bicicleta o caminar a un ritmo alto, lo cual hace aún más flagrante el volumen de sedentarismo existente entre la sociedad.

En cuanto al bloque de actividades físicas intensas, deportes como el fútbol, la natación, el tenis o el pádel son buenos aliados para cubrir la ración de deporte semanal correspondiente. Se opte por un ejercicio más exigente o más tranquilo, lo cierto es que esta actividad física favorece la salud cardíaca, el trabajo de los pulmones, fortalece los huesos y reduce los riesgos de osteoporosis y ayuda a mantener en óptimo funcionamiento los vasos sanguíneos.

Por otro lado, el factor psicológico también tiene su presencia en esto del deporte. Las personas activas tienen menos estrés, dado que la actividad física es una forma muy eficaz de distraerse de las obligaciones cotidianas, y además duermen mejor, son más optimistas y disfrutan de una mayor autoestima. De hecho, una de las bases de un tratamiento contra la depresión es el ejercicio, puesto que es una forma de superarse a uno mismo y de ir apreciando los resultados.

FACE ROCK'N'ROLL CARRERA CARDIOPROTEGIDA_1

El deporte, en su justa y necesaria medida

Dado que los paros cardíacos y las muertes súbitas son uno de los principales riesgos del ejercicio, lo más recomendable es -especialmente si la persona está empezando con su rutina deportiva no está acostumbrada a esta clase de esfuerzos- acudir al médico y pasar una pequeña revisión que confirme que todo está en orden. A su vez, el conocerse a uno mismo y sus límites es importante para no sobrepasarse.

Estas rutinas deportivas previamente expuestas permiten mantener un buen estado general, pero lo que no se puede pretender es que con media hora escasa de entrenamiento diario se pierdan esos siempre odiados kilos de más. Para ello es necesario elevar la intensidad, el tiempo y la voluntad. Un buen método para comprobar si el deporte va haciendo su efecto en el organismo consiste en controlar bien las pulsaciones por minuto tanto en las sesiones como en cualquier momento del día.

Según van pasando las semanas, lo común es que el corazón se habitúe al deporte y sea más eficiente en la circulación de la sangre, de modo que irán reduciéndose las pulsaciones. A medida que se produce este fortalecimiento cardíaco, el cuerpo es capaz de tolerar más esfuerzo, por lo que será positivo incrementar la carga.

Con respecto a los niños, un alto porcentaje de los menores españoles tiene sobrepeso. En unas edades en las que es importante inculcar rutinas saludables y activas, la mala alimentación y la inactividad están castigando severamente a toda una generación. Para los más pequeños, lo recomendado es una hora de ejercicio diario, además de impulsar hábitos como el desplazarse a pie, pues su cuerpo y el medio ambiente lo agradecerán. Los deportes de equipo, por su parte, fomentan valores como el compañerismo, la tolerancia y facilitan la creación de vínculos personales y humanos.

¿Necesitas más motivos para ponerte una camiseta, calzarte unas zapatillas y darle una buena noticia a tu cuerpo en forma de deporte?

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Verdades y mentiras de los efectos del alcohol en el corazón
Next post Desfibriladores en gimnasios para cinco millones de corazones