Cómo sobrevivir a un infarto estando solo

Share

Una de las grandes amenazas a las que se enfrenta la salud de una persona no es otra que los problemas de corazón, dado que se trata de un elemento crucial para el funcionamiento del organismo y sus fallos se traducen en serias complicaciones para el individuo. Por tanto, puesto que un infarto puede ocurrir prácticamente en cualquier momento, tan importante es saber actuar cuando le ocurre a una persona en nuestras proximidades como si nos sucede a nosotros mismos en momentos de soledad.

El primer paso es detectar los síntomas que deben ponernos sobre aviso de que hay un riesgo de infarto que se debe tener en cuenta. Los avisos habituales llegan en forma de vahídos, sudoraciones más abundantes de lo habitual e incluso frías, náuseas, sensación de malestar general, debilidad o dolores en el pecho, concretamente hacia el lado izquierdo, pero con posible alcance general. Un factor importante es que estas dolencias pueden tener lugar durante más de cinco minutos, aunque también puede producirse el infarto de forma súbita.

Sufrir uno de estos incidentes cardíacos cuando no hay nadie más que pueda prestar ayuda puede ser sinónimo de pánico, y ese es el principal error que se puede cometer. A diferencia del paro cardíaco, un infarto no significa siempre perder la conciencia de forma inmediata, de modo que existe margen de maniobra para seguir estos consejos y disponer de la mejor preparación posible.

ambulancia_madrid

Lo primero de todo es contactar con los servicios de emergencias para que manden una ambulancia a la ubicación en cuestión y que el propio personal pueda tranquilizarte e indicarte cómo debes obrar para reducir al máximo el riesgo. Por otro lado, y una vez reclamada la ayuda médica, comunicarse con alguna persona conocida que pueda presentarse rápidamente supone una compañía importante de cara a controlar los nervios de la mejor manera posible.

El protocolo del infarto estando solo

En caso de seguir solo y tras haber solicitado la ambulancia, tomar una aspirina -salvo que exista contraindicación- sin su recubrimiento completo ayuda a ralentizar los coágulos de las arterias porque detiene la formación de bloques de plaquetas, que son quienes acaban provocando el infarto cuando se establecen y obstruyen el flujo de la sangre. Una recomendación es masticar la pastilla para que cuando llegue al estómago sus propiedades se suelten más rápidamente por el canal sanguíneo y dificulten la formación de estas masas obstructivas.

Asimismo, para que el organismo reciba la mayor cantidad de oxígeno posible, es importante mantener una postura cómoda, como sentado o semisentado, y conservar la calma sin dejarse llevar por las respiraciones rápidas fruto de los nervios, contribuye a airear los pulmones y que estos hagan llegar el oxígeno a la sangre. Por tanto, las células reciben oxígenación durante más tiempo y pueden mantener operativos los distintos órganos.

Infarto

Como es lógico, intentar conducir hacia el centro médico más cercano supone una inmensa amenaza tanto para la persona que padece el infarto como para el resto de la comunidad a su alrededor. En caso de que en plena conducción se sufra un desvanecimiento se propicia perder el control del vehículo y no solo comprometer la salud del piloto, sino de todos aquellos que se encuentren a su alrededor tanto en sus coches como en la vía pública. Mantener el máximo reposo y reducir la actividad mantiene el corazón a un ritmo bajo y no provoca esfuerzos añadidos en un momento de especial debilidad cardíaca.

Dos de los principales errores que se comenten cuando se sufre un infarto estando solo son los siguientes: por un lado, realizar la conocida como ‘tos RCP’, en la que se fuerza la tos en busca de paliar los problemas cardíacos, es un error que puede incluso dañar a un corazón ya debilitado. Por otro, ingerir alimentos o agua no ayuda a revertir los efectos del infarto, como máximo se acepta beber ligeramente para ayudar tragar la aspirina.

Con  respecto a la recomendación de golpearse el pecho a la altura del corazón, esta acción solo se indica cuando el afectado tiene un marcapasos que ha dejado de funcionar en busca de que vuelva a operar. Realizar estos consejos en caso de notar que tu corazón va camino de sufrir un infarto permite ganar tiempo y ralentizar este peligroso problema cardíaco hasta la llegada de los servicios médicos, especialistas cuya labor puede permitir superar el problema.

¿Necesitas más información?

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 9 Promedio: 4.8)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post La importancia de los desfibriladores en la universidad
Next post Verdades y mentiras de los efectos del alcohol en el corazón