Toda la información sobre desfibriladores

Toda la información sobre desfibriladores

dolor pecho paro cardiaco

¿Si no es un infarto, qué me pasa Doctor? Dolores referidos

Share

El dolor precordial, como la causa más común del dolor en el pecho, no siempre está asociado a un infarto agudo de miocardio y cabe la posibilidad de que tampoco se manifiesta con dolor en dicha zona. Aquí es donde entran en juego los conocidos como dolores referidos, aquellos que se perciben en una localización diferente del sitio del estímulo dolorido, comúnmente conocidos como puntos gatillo en fisioterapia.

En los últimos años ha habido un aumento por la preocupación entre los pacientes que acuden a consultas preocupados por un dolor punzante en la zona baja del esternón o interescapular. Incluso a veces con dolor irradiado hacia brazos, espalda cuello y mandíbula, dolor típicos ante patología cardíaca. Han consultado al Dr. Google y aparecían dos resultados: un tumor maligno o in infarto.

Con ese diagnóstico han ido a su médico de cabecera, quien ha procedido a decirle que ni lo uno, ni lo otro… Normalmente salen con algunas recetas de AINEs (fármacos Antiinflamatorios No Esteroides) para terminar en la consulta del fisioterapeuta, que tras una o varias sesiones según la causa del dolor des da el alta.

Saber respirar, clave fundamental

Un mal patrón respiratorio suele ser una de las causas principales en este tipo de nuevos deportistas, que saltan a la carrera sin una educación en la práctica deportiva. Esto implica una mala praxis, y es que para practicar deporte de manera intensa también hay que documentarse.

Un mal ajuste del diafragma, músculo principal de la respiración, puede provocar dolor en la boca del estómago, así como un dolor en el cinturón siguiendo el recorrido costal puede manifestarse en ocasiones como sensación de falta de aire.

Un patrón respiratorio anormal también nos hace pensar en los escalenos (grupo de tres pares de músculos a los lados del cuello), que pertenecen a la musculatura accesoria respiratoria y que se pueden ver implicados, provocando el conocido como síndrome de los escalenos. En éste, dicha estructura que se encuentra íntimamente relacionada con las cervicales, comprime el paquete vásculo-nervioso que da sensibilidad al miembro superior. Además, puede ir asociado a un síndrome de primera costilla o de pectoral menor, entre otros, que nos den sensación de entumecimiento en el brazo, dolor irradiado hacia el pecho, parestesia total o parcial e incluso síndrome neurovegetativo manifestándose en mareos.

Los mareos y taquicardias como síntomas

El mareo y las taquicardias también asustan al paciente runner cuando las siente durante el ejercicio y en muchas ocasiones no son más que una mala hidratación, o una mala alimentación que no evita una bajada de azúcar durante el entrenamiento, y también puede tener consecuencias fatales.

sindrome-de-escalenosDolor provocado por síndrome de los escalenos

Este diagnóstico diferencial no sólo lo encontramos en los nuevos deportistas. Personas con trabajos donde se sobre carguen estas estructuras también se pueden ver afectadas, al fin y al cabo y generalizando, cualquier problema estructural o muscular en las cervicales puede generar dolor irradiado hacía miembro superior. La contractura muscular de la zona interescapular izquierda muchas veces viene dada por el infraespinoso o el subescapular, también genera un dolor referido a lo largo del brazo izquierdo que puede confundirse con los síntomas de un paro cardíaco. Estos son muy frecuentes en personal administrativo o jugadores de deportes de raqueta.

Si tras valorar el sistema músculo-esquelético no se encuentra el origen del dolor, y el médico ya ha descartado la patología cardíaca, habría que pensar en qué estructuras internas puede generar dolor referido del hemitorax izquierdo. Lo más habitual es el estómago, que puede generar dolor en el hombro izquierdo, así como dolor retroesternal agudo, que se da con frecuencias en personas con ardor o reflujo gastroesofásico. Éste además puede ir acompañado de una hernia de hiato.

La ansiedad también puede confundir al paciente, llegando a creer que está sufriendo un IAM (infarto de miocardio), así como los ataques de pánico que entrarían en esta misma categoría pero que pasan a ser competencia de la psicología.

Lo ideal es llevar una vida saludable, con control del estrés y la ansiedad, además de una dieta saludable junto a ejercicio físico adaptado a cada persona.

Alexandra de la Mata, Fisioterapeuta y Osteópata en EZMA, Instituto de Salud Integral.

admin
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 49 Promedio: 4.1)