Navarra prepara su normativa en desfibriladores obligatorios

Share

La Comunidad Foral de Navarra va camino de convertirse en una nueva región con legislación en cardioprotección obligatoria. El pasado 12 de febrero se publicó un Proyecto de Decreto Foral para regular la instalación de desfibriladores fuera del ámbito hospitalario y la formación hacia su uso. Tras un mes sometido a posibles sugerencias de la ciudadanía a través del Portal de Transparencia navarro, las pautas de este proyecto de Decreto comenzarán a operar en la región.

La próxima aprobación de esta legislación de Navarra supondrá que el territorio se convierta en la octava Comunidad Autónoma que dispone su propia normativa en cardioprotección y presencia de desfibriladores. Las anteriores han sido País Vasco, Andalucía, Cataluña, Canarias, Asturias y, el pasado año 2017, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana.

Dónde serán obligatorios los desfibriladores de Navarra

Los espacios e instalaciones obligados a disponer de un desfibrilador dentro de la Comunidad Foral de Navarra serán los siguientes, tal y como expone el Decreto:

Establecimientos comerciales que tengan una superficie edificada superior a 700 metros cuadrados.

Centros comerciales constituidos por un conjunto de establecimientos comerciales situados en uno o varios edificios conectados y que ocupen una superficie construida superior a 700 metros cuadrados.

Aeropuertos.

Estaciones de trenes y autobuses de poblaciones de más de 30.000 habitantes.

-Centros educativos con alumnado superior a 700 personas.

-Centros de trabajo con más de 700 personas empleadas.

-Polideportivos, piscinas y cualquier instalación deportiva o recreativa con aforo autorizado o previsto superior a 700 personas.

-Cualquier otro espacio o instalación cuyo aforo sea superior a 700 personas.

-En las localidades que dispongan de policías locales o agentes municipales se dispondrá de desfibriladores en al menos una patrulla. En las localidades de más de 10.000 habitantes se dispondrá de desfibriladores en un número suficiente de patrullar para garantizar tiempos de llegada de menos de cinco minutos.

En definitiva, las disposiciones del decreto de Navarra giran en torno a que todos los espacios donde se acumula un número elevado de personas, con la cifra de 700 como marca, tengan un desfibrilador en sus proximidades.

Instalación, mantenimiento, uso y formación en Navarra

Una parte importante de la cultura de la cardioprotección es que los desfibriladores estén siempre en las mejores condiciones posibles y con mantenimiento actualizado. La legislación navarra entiende al respecto que son los responsables de estos espacios obligados los que deben instalar el equipo, así como a su conservación óptima y de su indicación y visibilización.

En cuanto a quién está autorizado a su utilización, Navarra  permite que cualquier persona del ámbito no sanitario pueda emplear el desfibrilador en caso de emergencia, siempre tras comunicarse con el 112-SOS Navarra a fin de activar inmediatamente la cadena de supervivencia. Mientras que otras Comunidades Autónomas solo autorizan a personal sanitario o formado en RCP al uso de los dispositivos, este compromiso democratiza que cualquier persona pueda salvar vidas en casos de dificultad.

Los datos del Departamento de Salud navarro reflejan que son 545 los desfibriladores disponibles en la Comunidad Foral, una cifra que presumiblemente seguirá aumentando gracias a esta normativa. Hace unas semanas que Castilla-La Mancha actualizó su legislación, si bien no hizo obligatorios los desfibriladores. Navarra será así la primera CCAA que lo haga en este 2018.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Municipios cardioprotegidos para salvar vidas en cualquier momento
Next post Desfibriladores con conexión para salvar más vidas