Toda la información sobre desfibriladores

Toda la información sobre desfibriladores

Desfibriladores con conexión para salvar más vidas

Share

La cardioprotección es un proceso que salva vidas. Se trata de una operativa que parte de la prevención de riesgos cardíacos en forma de unos hábitos de vida saludable y deportiva para, en caso de accidente cardíaco de gravedad, reaccionar a través de desfibriladores. Por tanto, los desfibriladores con conexión ofrecen un valor añadido en el objetivo de salvar vidas.

Los desfibriladores con conexión son especialmente útiles en el proceso de revertir los efectos de un paro cardíaco porque ponen en contacto al usuario con los servicios de emergencia. El propósito de esta capacidad es que, en cuanto se accione el dispositivo, una ambulancia o personal sanitario acudan de inmediato al lugar del accidente cardiovascular.

En las vitrinas en las que se encuentran los desfibriladores existe una comunicación con el 112 que, si bien contribuye al proceso de salvar una vida, no es totalmente una garantía de éxito. ¿Qué ocurre si se mueve el DESA y se lleva a un lugar más alejado de la cabina? ¿Cómo se mantiene la comunicación con los responsables de emergencias?

Desfibrilador conectado instalado en el Teatro Valle-Inclán de Madrid

Desfibriladores con conexión: apoyo 24 horas

La incorporación de estos módulos de comunicación de encuentra solamente en unos desfibriladores con conexión, los DOC (como muestra su nombre: Desfibrilador Operacional Conectado). Estos equipos se caracterizan porque junto al DESA convencional disponen de una tecnología que se activa en cuanto se usa el desfibrilador y establece una llamada directa con el 112. A su vez, conecta con una teleasistencia especializada para instruir al usuario.

Estas facultades integradas en el aparato permiten que cuando este se desplaza (se puede coger de su vitrina y transportar al lugar de la incidencia, que puede estar a varios minutos de distancia incluso en coche) pueda seguir conectado con el 112. Sin esta tecnología, la comunicación se reduce simplemente a la vitrina y se dificulta la atención.

Los dispositivos de esta clase también disponen de otro complemento para fomentar la eficacia de la cadena de supervivencia. A través de un sistema de geolocalización presente en el propio equipo, los DOC mandan a los servicios de emergencia la ubicación geográfica exacta de dónde están siendo utilizados.

Esta información que emiten los desfibriladores con conexión es de especial utilidad para que los sanitarios acudan rápidamente al punto de la incidencia. Los cinco primeros minutos tras la parada cardíaca son cruciales para devolver el pulso al afectado, así que fomentar la intervención inmediata y acortar plazos puede marcar diferencias fundamentales para salvar vidas.

Cuando el desfibrilador envía las coordenadas concretas se ahorran unos minutos clave para el éxito de la actuación, ya que en caso contrario la ambulancia no tendría esa información tan útil. Esta solución de cardioprotección es especialmente común en poblaciones de difícil acceso y donde se exige conocer con precisión el destino al que se acuden para elevar las probabilidades de éxito, que pasan a ser municipios cardioprotegidos.

Los desfibriladores con conexión se convierten, por tanto, en elementos indispensables en busca de la mejor y más eficaz reacción posible ante emergencias como paros cardíacos. El compromiso con la cardioprotección inteligente conduce a más vidas salvadas dentro de los 30.000 casos que se dan anualmente en España fuera del ámbito hospitalario.

admin
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *