El 68 % de los españoles sufre estrés postvacacional en la vuelta al trabajo

Share

El calendario avanza y las vacaciones de verano ya han acabado para millones de personas, que retornan a su puesto de trabajo tras unos días en el que el principal objetivo es descansar de la exigencia laboral. La vuelta a la normalidad, no obstante, trae consigo un gran cambio en la presión a la que las personas se enfrentan en su día a día, un factor que genera estrés y puede repercutir en la salud cardíaca.

Tal y como revela un estudio de Ahora Health, el 68 % de los españoles padece estrés postvacacional al reincorporarse a su puesto tras el verano. Aunque el 30 % de los consultados lo supera el primer día, más de la mitad de los encuestados tarda más de una semana en recuperarse de este cambio en hábitos y ritmo de vida, que también se puede combinar con la “vuelta al cole” de los niños y su carga adicional de responsabilidad y tareas.

Dado que según los informes de siniestralidad laboral emitidos por UGT los problemas cardíacos y los derrames causaron la mitad de las 300 muertes en área laboral de los primeros seis meses de 2017, el cuidado del corazón de los trabajadores se erige como cuestión fundamental. El estrés es uno de los principales factores de riesgo para la salud cardíaca, así que es esencial evitar o combatir la presión generada por la vuelta al trabajo.

Efectos del estrés en el corazón

El cuerpo nota el estrés en forma de tensión muscular, un aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, puesto que el organismo demanda más oxígeno para realizar sus funciones y el corazón debe trabajar más para proporcionárselo. El estrés postvacacional incrementa el colesterol en sangre, eleva el riesgo de infarto en personas con cardiopatías y puede obstruir las arterias encargadas de la circulación sanguínea hacia el corazón.

Para evitar este aumento del estrés en la vuelta al trabajo, las recomendaciones del espacio de responsabilidad social Proyecto+Vida pasan por reincorporarse con actitud positiva y de forma gradual para evitar cargas repentinas y sin la adaptación deseable. Además, combinar la vuelta al trabajo con hábitos beneficiosos ayuda a hacer llevadero el fin de las vacaciones.

Las prácticas deportivas, las horas de sueño adecuadas, seguir horarios regulares y dejar el trabajo en el puesto laboral y no seguir con ello fuera de la jornada son pautas que seguir para reducir los efectos perjudiciales del estrés del mundo laboral. El objetivo es que no repercuta en la salud de las millones de personas que vuelven a su actividad. A su vez, muchas empresas previenen paros cardíacos al equiparse con desfibriladores y al fomentar rutinas saludables entre su plantilla, que generan un mayor bienestar y salud laboral.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post La Comunidad de Madrid se convierte en región cardioprotegida
Next post Cuida de tu corazón en el Día Mundial del Corazón