El cáncer de corazón supone el 0,1% de todos los cánceres

Share

Lamentablemente, el cáncer es un problema grave de salud para millones de personas. A pesar de que las investigaciones científicas hayan conseguido aliviar sus efectos, especialmente si se consigue detectar con antelación, el cáncer sigue siendo uno de los principales enemigos del cuerpo humano. Si bien puede afectar prácticamente a cualquier parte del organismo, el cáncer de corazón es particularmente poco habitual.

Esta enfermedad supone una división acelerada de las células malignas, que se expanden sin control al ver trastocada su capacidad reproductiva habitual, y se acaban extendiendo entre el entorno corporal afectado e impiden su funcionamiento ordinario. Sin embargo, el cáncer de corazón es un trastorno muy poco habitual dadas las características de las células de la región cardiovascular.

La escasa frecuencia del cáncer de corazón

Las células cardíacas tienen el cometido primordial de transmitir el impulso eléctrico fundamental para que se contraiga el músculo cardíaco y propulse la sangre a través de los vasos sanguíneos, de tal manera que apenas se reproducen. Esta particularidad conlleva que, puesto que el cáncer brota a raíz de las mutaciones del ADN celular cuando estas se multiplican, la probabilidad de que se desarrolle un cáncer en el corazón sea muy reducida.

Salvar_una_vida

Otro factor que ayuda a que el corazón no se vea habitualmente afectado es que este órgano se encuentra muy bien protegido de agentes cancerígenos externos. Mientras que los pulmones pueden sufrir los efectos de la contaminación o la piel verse resentida por efectos adversos de la radiación solar, el corazón permanece a salvo de estas influencias dañinas para su funcionamiento.

En busca de conocer una tasa aproximada de los casos de cáncer de corazón se llevó a cabo una investigación sobre 12.000 autopsias derivadas de defunciones a causa de distintos tipos de cáncer, y apenas se detectó que el 0,1% estaba conectado primariamente con el corazón. Los cánceres primarios son los que proceden directamente del órgano al que afectan y no proceden de la multiplicación de las células malignas en otros entornos.

En cuanto a las incidencias cancerígenas cardíacas, el doctor Moynihan, experto cardiovascular de la clínica Mayo, sostiene que el corazón tiende a albergar tumores secundarios y no primarios. Esta cuestión supone que la mayor parte de los cánceres encontrados en el corazón tengan su origen en otras partes del cuerpo y refuerza la tesis de que la masa celular cardíaca no suele albergar células perjudiciales que procedan a su multiplicación.

Mayor presencia de tumores benignos

Dentro de los casos en los que se desarrollan tumores cardíacos, afortunadamente la mayor parte son benignos, hasta el punto de alcanzar el 90% de la suma total. El mixoma es el tumor cardíaco no maligno más habitual, y se caracteriza por aparecer entre las aurículas y crecer en el tabique interaurticular que separa estas cavidades superiores del corazón. El 10% de los casos de este trastorno es de origen hereditario, su tratamiento pasa por el quirófano y no es particularmente peligroso.

Con respecto a los tumores malignos, se trata de los sarcomas cardíacos, que también se conocen como angiosarcoma. Son una variedad muy intensa y dañina que tienden a aparecer en la aurícula derecha, que es por donde la sangre que recorre el organismo retorna al corazón. Este trastorno obstaculiza la entrada de la sangre a la arteria aorta y dificulta el riego sanguíneo ordinario hacia los pulmones.

El pericardio, por su parte, es la membrana que rodea al corazón, y también puede sufrir los efectos de los angiosarcomas. Este trastorno conlleva que se acumule líquido entre esta membrana y el corazón, un factor que también dificulta el bombeo de sangre habitual a través del sistema cardiovascular.

Dada la escasa propensión a sufrir cáncer de corazón en el caso humano de forma natural, es especialmente importante mantener unos hábitos saludables para contar con la mejor cardioprotección posible. La salud se cuida en el día a día para evitar tener que hacer grandes sacrificios y reducir otros posibles trastornos para el organismo para que nuestro corazón y el de los nuestros siga latiendo.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 11 Promedio: 3.8)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Técnicas de RCP para bebés que dejan de respirar
Next post Cardiopatías congénitas, ¿qué son?