El papel de los desfibriladores en ferias y festivales

Share

En España se producen anualmente más de 30.000 paradas cardíacas fuera de los hospitales, ya que son incidencias sanitarias que pueden tener lugar en cualquier momento de la vida y a cualquier persona. Cierto es que existen grupos y actividades de riesgo, pero estos percances en el corazón tienen siempre una alta gravedad y es esencial la cardioprotección con desfibriladores de los espacios públicos. En verano son los festivales y las ferias los eventos donde este riesgo puede aumentar a causa de las grandes aglomeraciones y los posibles excesos que tengan lugar.

En cuanto a las ferias y las fiestas de municipios y ciudades, estas localidades multiplican su población durante sus periodos festivos, así que la presencia de desfibriladores también supone un extra para la seguridad de miles de personas. En este caso, sus visitantes se corresponden a todas las edades y a cualquier grupo humano, así que también hay personas de avanzada edad que ven reforzada la atención sanitaria en el caso de que sufrieran alguna incidencia cardíaca.

A su vez, los residentes habituales de estas ciudades también reciben el beneficio de esta cardioprotección al disponer de una mayor presencia de desfibriladores, ya que no solo están instalados para atender a los visitantes. Las grandes aglomeraciones también suelen estar relacionadas con un excesivo consumo de alcohol o comida que, sumado al calor de zonas como Andalucía -donde la feria es especialmente popular-, se presentan como factores de riesgo de accidente cardíaco.

El Ayuntamiento de Málaga es una de las instituciones más comprometidas con la cardioprotección de eventos y espacios en los que tiene participación, así que para su Feria de 2017 (entre el 12 y el 19 de agosto) se ha equipado con 10 desfibriladores DOC cedidos por B+Safe para reforzar la atención sanitaria en la feria malagueña. A través de Protección Civil, estos equipos estarán dispuestos para prestar atención temprana ante paros cardíacos y salvar vidas a quienes lo pudieran necesitar.

Una de las grandes tendencias en los últimos veranos son los festivales musicales, que durante varios días reúnen a grandes volúmenes de personas –habitualmente jóvenes– en un mismo lugar. Según el portal Ticketea, durante 2016 los 50 principales festivales de España congregaron a 3,5 millones, 460.000 más que en el año anterior. Por tanto, la presencia de desfibriladores y atención cardíaca a estos asistentes se convierte en un factor imprescindible en los servicios sanitarios de estos lugares.

Dado que son muy frecuentes los festivales que se celebran en la costa española, zonas donde las altas temperaturas y la humedad se combinan con factores de riesgo como el frecuente consumo de bebidas alcohólicas entre los participantes, grandes emociones y excitación, la cardioprotección puede salvar vidas ante paradas cardíacas, infartos o irregularidades cardiovasculares entre el público, artistas o personas de las proximidades. Ante la elevada demanda de estos eventos, los organizadores apuestan decididamente por cardioproteger áreas que a menudo son muy amplias y están ocupadas por muchas personas o campistas.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Deporte y calor: recomendaciones saludables para este verano
cadena de supervivencia rcp Next post La cadena de supervivencia, el camino para salvar vidas