Desfibriladores en los museos estatales

Share

La Comunidad de Madrid sigue sumando espacios cardioprotegidos dentro de su proyecto ‘Madrid, ciudad cardioprotegida’,  muestra de ello es la instalación de desfibriladores en ocho museos estatales de Madrid. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha adjudicado el servicio de cardioprotección a la empresa B+Safe y su solución DOC (Desfibrilador Operacional Conectado).

La cardioprotección en los museos no sólo supone un extra de seguridad para visitantes y trabajadores, sino también para todas aquellas personas que se encuentren por la zona. Los ocho museos que contarán con desfibriladores en sus instalaciones están situados en localizaciones muy turísticas y de gran interés cultural, por el que pasan anualmente miles de visitantes:

  • Museo Arqueológico Nacional
  • Museo Nacional de Antropología
  • Museo Cerralbo
  • Museo Sorolla
  • Museo del Romanticismo
  • Museo del Traje
  • Museo Nacional de Artes Decorativas
  • Museo de América

 

La solución de cardioprotección DOC de B+Safe incluye en el propio desfibrilador un módulo conectado las 24 horas, que además de garantizar su óptimo funcionamiento a través de telecontrol, ofrece un sistema de tele-asistencia al usuario que da las primeras pautas de actuación, activa el protocolo de emergencias, llama de forma preferente al 112 y envía las coordenadas del desfibrilador para agilizar la llegada de los servicios de emergencia.

Junto con la instalación de los desfibriladores, B+Safe también realizará formación homologada a los trabajadores de los museos en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP), Soporte Vital Básico (SVB) y uso del desfibrilador. La formación es otro de los grandes aspectos de la cardioprotección, conocer las técnicas de primeros auxilios es fundamental para perder el miedo a actuar y salvar la vida de una persona.

Cabe destacar que si nos encontramos con una persona inconsciente, que no responde a estímulos y no respira, debemos comenzar de inmediato la Cadena de Supervivencia, que incluye cuatro pasos básicos:

  • Llamar al 112 y solicitar un desfibrilador
  • Comenzar a realizar la RCP
  • Abrir el desfibrilador, colocar parches y seguir instrucciones
  • Continuar hasta la llegada de la ambulancia

 

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Insuficiencia cardíaca: cuando el corazón no puede bombear
Next post Extremadura avanza hacía la implantación de desfibriladores