Toda la información sobre desfibriladores

Toda la información sobre desfibriladores

código infarto

¿Síntomas de infarto? ¡Llama al 112!

Share

La gente pasa sus infartos en casa por miedo al coronavirus, esta es la alerta que lanzan los profesionales médicos ante los repetidos casos de infartos que llegan a los hospitales en rotura cardíaca, lo que es una fase muy avanzada del episodio de paradas cardiorrespiratorias. Parte del corazón se queda sin riego sanguíneo y la probabilidad de muerte es muy elevada.

El Código Infarto sigue funcionando

Desde hace años en los centros de salud de nuestro país se sigue el procedimiento del conocido como ‘Código Infarto’ lo que había mejorado notablemente el proceso de atención en casos de infarto. Los pacientes llegaban a tiempo al hospital y salían  con buenos pronósticos. Los datos avalan este mecanismo, ha conseguido que la mortalidad se haya logrado reducir un 50% en 10 años.

codigo infarto

Los hospitales apenas reciben en la actualidad un 20% de los infartos que antes recibían, sin embargo los expertos advierten: el coronavirus no evita infartos. Estos profesionales ponen la voz de alarma e insisten que este tipo de emergencias siguen siendo una prioridad en los centros hospitalarios y que apesar del coronavirus se atienden con la máxima celeridad posible.

El descenso acusado de las últimas semanas es muy preocupante e insisten en la secuelas que puede tener un infarto no tratado adecuadamente. A pesar de la reorganización de los hospitales en cuanto a medios y personal, las áreas destinadas a atender un código infarto siguen intactas, funcionan exactamente igual que antes de la pandemia, pues ante un paro cardíaco cada minuto que pasa es importante.

Ante paradas cardíacas hay que actuar con rapidez

Si se siente un dolor en el pecho no hay que esperar a llamar al 112, estas siguen siendo emergencias al servicio de todo tipo de alertas, no solo para atender casos de coronavirus. Si la respuesta a la llamada se hace esperar, no hay tiempo que perder, hay que acudir al centro de salud más cercano para que la persona sea atendida. Cada minuto que pasa debilita el músculo cardíaco y no hay tiempo que perder.

En este contexto, los desfibriladores semiautomáticos, se han convertido en grandes aliados para atender casos de paradas cardiorespiratorias. Los DESA han aumentado en nuestro país cerca de un 50% en los últimos años gracias a normativas de las diferentes comunidades autónomas, sin embargo muchas de ellas obligaban a la instalación de estos desfibriladores en espacios públicos; como gimnasios, centros educativos, áreas de transporte… Muchos de estos lugares se encuentran cerrados o bajo servicios mínimos debido al estado de alarma, por lo tanto no es posible acceder a los desfibriladores.

Por ello, se insiste tanto en la necesidad de poner a disposición de la ciudadanía cuantos más desfibriladores de uso público, mejor. Los DESA ubicados en comunidades de vecinos, por ejemplo, son un gran ejemplo de una rápida asistencia desde el mismo hogar, al igual que instalaciones en la vía pública.

admin
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)