salud bucodental

Salud dental y salud cardiovascular

Share

La higiene bucodental está íntimamente relacionada con las enfermedades cardiovasculares, también conocidas como enfermedades periodentales. Estas se asocian a una falta de saneamiento que derivan en periodontitis, con un 25% más de probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón.

Los principales factores de riesgo cardiovascular son el tabaquismo, el sedentarismo, el sobrepeso, a esto se le suma los riesgos en las personas que sufren periodontitis grave, hasta incluirla como una de las últimas guías de la European Society of Cardiology (ESC) como un factor de riesgo cardiovascular. 

La enfermedad periodental es especialmente delicada e influye en otras muchas patologías, 

esta puede afectar a los tejidos de la boca y garganta si no se controla, derivando incluso en la pérdida de la dentadura. Al tratarse de bacterias, estas pueden pasar directamente al torrente sanguíneo y afectar a otras zonas del cuerpo, como es el corazón. 

En el pasado Congreso de la Asociación Americana del Corazón se publicó un estudio donde se apuntaba a que una higiene oral correcta reduce en un 24% las probabilidades de sufrir un infarto de corazón y en un 13% el riesgo de ser afectado por un ictus. Además, este estudio también ha demostrado que los beneficios de someterse a una higiene bucodental profesional reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Otro estudio aporta resultados a la inversa, cuando la inflamación de las encías y cavidad bucal es síntoma de una enfermedad cardiovascular previa. Estos estudios sirven para concienciar de la importancia de la higiene bucodental:

  • Acudir a revisiones 2 veces al año realizadas por un profesional en la consulta
  • Higiene más común como es el cepillado después de cada comida
  • Uso del hilo dental
  • Uso de cepillos interdentales o irrigadores bucales.

Síntomas de padecer enfermedad bucodental

Los síntomas más frecuentes son:

  • Las encías adoptan un color rojizo, están inflamadas y duelen al tacto.
  • Sangrado de las encías en el momento del cepillado, al comer o utilizar el hilo dental.
  • Separación de las encías de los dientes debido a la inflamación.
  • Padecer halitosis o dolor de boca generalizada.
  • Separación o notar debilidad general en la dentadura.
Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 2 Promedio: 4.5)
desfibrilador en casa Previous post ¿Un desfibrilador en casa para atender paros cardiacos?