desfibrilador en ley de prevencion de riesgos laborales

La cardiprotección según la Ley de prevención de riesgos laborales

Share

Una de las principales causas de muerte en nuestro país viene derivada de enfermedades cardiovascuales, cerca de 30.000 defunciones al año están provocadas por paradas cardiorespiratorias, muchas de ellas se producen en los lugares de trabajo por lo que la cardioprotección y la prevención de riesgos laborales están muy relacionadas.

El tener a mano un desfibrilador semiautomático, o DESA, aumentaría en un 30% las posibilidades de sobrevivir ante un paro cardiaco fuera del ámbito hospitalario, de ahí la necesidad de normalizar y regular su instalación en cualquier ámbito de nuestra vida. En la actualidad las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Cataluña, Com. Valenciana, País Vasco y Madrid han regulado el uso, instalación y mantenimiento de desfibriladores. Según sus diferentes normativas la instalación de DESAS es obligada en áreas como espacios públicos, hoteles, centros deportivos y educativos con una determinada afluencia.

Según la Ley de prevención de riesgos laborales

Sin embargo, cuando la vida está en juego no deberíamos de ceñirnos únicamente a la norma. Aunque por regla general la ley de Prevención de riesgos laborales de no obligue a todo los centros de trabajo a instalar un desfibrilador, cada vez más empresas deciden convertirse en espacios cardioprotegidos. La Comunidad de Madrid publicó el Decreto 78/2018, de 12 de septiembre, del Consejo de Gobierno, que regula el uso de desfibriladores fuera del ámbito hospitalario. De acuerdo con esta normativa el criterio es el siguiente:  cualquier centro de trabajo con más de 250 trabajadores, es decir, cualquier industria, oficina, empresa de servicios, construcción, que supere los 250 trabajadores deberá disponer de un desfibrilador.

Esto se vincula directamente con la ley de Prevención de Riesgos Laborales que en su artículo 14 sobre derechos establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Y en el artículo 22 sobre medidas de emergencia establece: “Para la aplicación de las medidas adoptadas, el empresario deberá organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que quede garantizada la rapidez y eficacia de las mismas”.

Desfibriladores semiautomáticos, la mejor solución.

Para ello los desfibriladores semiautomáticos son muy fáciles de manejar, ligeros y se transportan con facilidad. Muchos expertos abogan por que este tipo de dispositivos junto a la formación en reanimación cardiopulmonar sea de obligatorio cumplimiento y venga recogido por la normativa de Prevención de Riesgos Laborales.

Por tanto, ante las 607 muertes registrada tanto en el espacio de trabajo como de camino o retorno a dicho puesto, y el casi medio millón de accidentes que generaron baja, la Sociedad Castellana de Medicina y Seguridad en el Trabajo (SCMST) celebra un simposio internacional en busca de alcanzar la máxima seguridad y bienestar sanitario en los puestos de trabajo. En su 3er CONGRESO NACIONAL DE SALUD LABORAL Y PREVENCIÓN DE RIESGOS, la SCMST defiende el avance y el desarrollo en estrategias de prevención de riesgos laborales.

 

[wpforms id=”3206″]
Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

paro cardiaco en deportistas Previous post Causas y síntomas de un paro cardiaco en deportistas
cursos de rcp en colegios Next post RCP como asignatura para salvar vidas