actuacion-parada-cardiaca-covid19

Cómo actuar en una parada cardiaca durante la COVID-19

Share

Aquellas personas que han sufrido una parada cardíaca y están contagiados por COVID-19 tienen cinco veces más posibilidades de fallecer que aquellos pacientes que no están contagiados.

Así lo pone de manifiesto un estudio del Grupo de Trabajo de Código Infarto de la Asociación de Cardiología Intervencionista de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), cuyos resultados acaban de publicarse en EuroIntervention

Los pacientes que sufrieron un paro cardíaco y dieron positivo en un test PRC alcanzaron una mortalidad intrahospitalaria del 23,1%, mientras que la tasa de mortalidad durante el ingreso en los infartos sin COVID-19 se situó en el 5,7%.Otro de los síntomas que presentaban los pacientes contagiados eran insuficiencia cardiaca y también más complicaciones tras el tratamiento del infarto de miocardio.

Los profesionales en cardiología detallan también que en el grupo de pacientes con coronavirus, el 3,3% presentó trombosis del stent y el 9,9% shock cardiogénico tras el tratamiento del infarto. El 0,8% y el 3,8% de los pacientes sin COVID-19 presentaron respectivamente esas complicaciones.

Tratamiento de la parada cardíaca si sufres COVID 19

Según los doctores que han formado parte de programas de estudio con personas contagiadas de COVID-19, en los pacientes con coronavirus el primer contacto médico se produjo a los 70 minutos de media desde el inicio de los síntomas, frente a los 100 minutos entre los pacientes sin esta infección. Para los cardiólogos esto puede deberse a que el 9% de los pacientes con coronavirus que presentaban un infarto de miocardio ya estaban ingresados, frente al 0,7% de los pacientes sin COVID-19.

Los resultados demuestran una clara insuficiencia cardiaca entre los pacientes COVID-19 y, por tanto, un peor escenario clínico. 

Cómo actuar frente a paradas cardíacas con el COVID 19

En lo referente a los principales cambios que se han producido en el contexto de la COVID-19, antes de actuar frente a una parada cardiorrespiratoria es necesario protegerse y proteger a la víctima con una mascarilla quirúrgica; valorar si la respiración de la víctima es normal viendo que se eleva el pecho con la mano sobre su pecho o vientre, en lugar de realizar la maniobra frente-mentón. 

Durante la actuación de la RCP, en personas adultas, únicamente realizar compresiones torácicas continuas, además de desfibrilar, sin realizar ventilaciones (insuflaciones).

Después de la actuación, lavarse las manos adecuadamente según las recomendaciones vigentes; inmediatamente, lavar la ropa con la que se ha actuado; contactar con las autoridades sanitarias pertinentes (centro de salud de referencia…) para el seguimiento estrecho y pruebas oportunas.

Cabe recordar que si una persona en parada cardiorespiratoria no recibe maniobras RCP pierde aproximadamente un 10% de supervivencia cada minuto.  Por lo que cuanto más rápido y mejor se actúe, no solamente salvaremos muchas más vidas, sino que, además, con nuestras compresiones torácicas inmediatas tras el colapso haremos llegar sangre al cerebro y ayudaremos a salvar ese cerebro.

Cardioprotección de instalaciones con desfibriladores

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 1 Promedio: 5)
consecuencias cardiovasculares en pacientes de covid Previous post Consecuencias del COVID-19 y el riesgo cardiovascular
calcio-y-parada-cardiaca Next post Cómo se relaciona el calcio con los ataques al corazón