Desfibrilador DOC instalado en un coche de policía

Coches de Policía dotados de Desfibriladores Conectados

Share

La prevención, actuación y reacción ante las paradas cardiacas son pautas claves para salvar vidas. Conocer las pautas para la cadena de supervivencia es clave frente a incidencias del corazón, este proceso pasa por:

  • Llamada al servicio de emergencia
  • Aplicar rápidamente técnicas de reanimación (RCP)
  • Desfibrilación temprana
  • SVA y cuidados post-resucitación

Coches d epolicía dotados de desfibriladores inteligentes

La instalación de desfibriladores en lugares con gran afluencia aún no es obligatoria en todo el territorio nacional. Sólo siete Comunidades Autónomas tienen normativa concreta para la cardioprotección. Aún así, cada vez son más los ayuntamientos los que deciden contar con desfibriladores en ciertos espacios asegurando así la cardioprotección de sus cuidadanos. La presencia de DESA en espacios públicos facilita este desafío, en el que la rapidez es crucial para la supervivencia. Tiempo máximo al que se le puede aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco es de máximo 5 minutos.

En lugares territoriales alejados de la ciudad, la Policía asume un rol fundamental a la hora de atender a personas con paros cardiorrespiratorios. Son profesionales que conocen muy bien el terrero y, al estar en continua movilidad, tienen un mayor índice de atender y llegar al lugar del suceso antes que ningún otro equipo de emergencias. Que haya coches de policía dotados de desfibriladores aseguran, por tanto, la rápida movilidad del desfibrilador.

Los primeros cinco minutos son básicos para aplicar la desfibrilación a un enfermo

Además, los agentes del orden están formados para actuar y aplicar las técnicas de reanimación (RCP) así como para usar los desfibriladores.

El tiempo es el factor principal que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Por cada minuto que se retrase la actuación de reanimación a una persona, el porcentaje de supervivencia se reduce un 10%.

Existen desfibriladores conectados que disponen de telecontrol, teleasistencia y geolocalización. Una persona se conecta automáticamente e indica los pasos a seguir para aplicar las descargas al enfermo mientras que, a través del envío de coordenadas, automáticamente el desfibrilador realiza una llamada preferente al 112 que pone en marcha la movilidad del servicio de emergencias que sabe exactamente cuál es el lugar del suceso.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Cómo usar el desfibrilador junto con la RCP
Next post El mapa de Aragón con más de 300 espacios cardioprotegidos