Opinión de los ciudadanos sobre desfibriladores

Share

Corazón_desfibrilador_salva vidas

La cadena de supervivencia está considerada como la mejor forma de atender una parada cardíaca, en la que destaca el reconocimiento de la situación, aviso a los servicios de emergencias, técnicas de reanimación cardíaca (RCP) y aplicación del desfibrilador. Es algo muy sencillo e intuitivo que puede salvar vidas, pero ¿qué opinan los ciudadanos de los desfibriladores? ¿conocen la cadena de supervivencia?

En España, por el momento tan sólo hay cuatro Comunidades Autónomas que regulan la instalación obligatoria de desfibriladores en ciertos puntos de afluencia de personas: País Vasco, Andalucía, Cataluña y Canarias. Ante una parada cardiorrespiratoria, el tiempo es crucial y la atención temprana puede aumentar hasta un 70% las posibilidades de sobrevivir.

País Vasco es una de las CCAA más comprometidas con la cardioprotección, desde que lanzaron el decreto de cardioportección en 2005 y su posterior modificación en 2011, son muchos los espacios que han incorporado desfibriladores, como el metro de Bilbao que cuenta con un dispositivo en cada estación.

Una encuesta reciente realizada en la calle a ciudadanos de las capitales de provincia de País Vasco, demuestra que a pesar de la necesidad de cardioprotección, aún falta promover el conocimiento sobre la reanimación cardíaca y hacer que se pierda el miedo a actuar entre la población. El estudio se hizo a 605 personas de edades comprendidas entre los 15 y 64 años, con diferentes niveles de estudios y profesiones.

El 37% afirmó que estaba formada en técnicas de reanimación, pero aproximadamente el 20% de ellos confesó que no estaría preparado para actuar y aplicarlas en caso de parada cardíaca. Este dato es muy significativo, ya que gran parte de la población se queda bloqueada a la hora de actuar. Hay que quitarse el miedo y pensar que aunque es una situación crítica, merece la pena y estamos salvando una vida.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados, un 94,7%, opinó que consideraba muy importante que los ciudadanos sepan realizar una reanimación cardíaca. El opuesto a estos datos, es que el 55% no sabría reconocer una parada cardíaca y el 40% ni siquiera reconocer un desfibrilador de acceso público.

En conclusión, la cardioprotección es un factor clave que debería estar presente en la población, pero aún hay mucho camino que recorrer y fomentar el protocolo de actuación, así como las señales que indican la existencia de un desfibrilador cercano. Salvar una vida es más sencillo de lo que imaginamos.

Fuente: Sietediasmedicos.com

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post El Coliseo de Roma con desfibriladores
Next post Desfibrilación temprana para salvar vidas