Desfibriladores en aviones

Share

Aviones_desfibriladores

Desde el fallecimiento en 2014 de una mujer británica a bordo de un avión a causa de una parada cardíaca, se ha abierto una cuestión fundamental: ¿deben los aviones incorporar desfibriladores a bordo?

Estos días se han dado a conocer datos que aluden a la necesidad de estos dispositivos móviles en los aviones, ya que se producen unas 17.000 emergencias cardíacas en aviones de todo el mundo, y en su mayoría se corresponden con problemas cardíacos. Dependiendo del tipo de vuelo o la salud de la persona, existe mayor o menor riesgo de padecer un episodio cardíaco, pero siempre es importante la prevención. Por todo ello, muchos expertos insisten en la necesidad de incorporar desfibriladores en aviones.

Los cambios bruscos de presión, la deshidratación o la escasez de espacio pueden hacer que nuestro corazón sufra, y por ello algunos expertos insisten en la necesidad de estar precavidos: hidratarse antes y después, evitar consumir bebidas alcohólicas, caminar si llevamos más de una hora en el avión… son algunas de las recomendaciones a seguir, especialmente si se padece algún problema cardíaco (infartos, anginas de pecho, diabetes grave, hipertensión…)

En el año 2014, una mujer británica de 47 años fallecía a bordo de un avión que viaja a Lanzarote. La mujer acudió al servicio y su marido se percató que tardaba demasiado en volver, cuando las azafatas acudieron se encontraba sin pulso en el suelo del servicio. Un médico que estaba en el avión acudió a su auxilio pidiendo un desfibrilador, pero se asombró al ver que no había este dispositivo en él. El personal del avión cumplió con el protocolo de emergencias correctamente, pero por desgracia, la mujer falleció a la llegada al hospital donde fue trasladada, ya habían pasado muchos minutos en parada.

Los desfibriladores externos semiautomáticos en aviones son otra medida de prevención que se considera crucial. Estos equipos móviles pueden salvar numerosas vidas, y su uso es muy sencillo. Cuando se produce una parada cardíaca actuar en los primeros minutos puede suponer la vida o el fallecimiento de la persona, y si aplicamos el desfibrilador en los primeros dos minutos, las posibilidades de supervivencia aumentan hasta un 90%.

Desde la Fundación Española del Corazón insisten en la necesidad de difundir estos consejos entre los pasajeros antes de subir al vuelo, para prevenir estos incidentes cardiovasculares, que en muchas ocasiones llegan de forma imprevista en personas aparentemente sanas sin riesgo cardíaco.

Fuente: ABC y Vozpopuli

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desfibrilador en el metro Previous post Municipios cardioprotegidos
Next post Aplicación móvil que localiza el desfibrilador más cercano