¿Cómo afecta el aire a 27 grados al Corazón?

Share


Las olas de calor pueden producir golpes de calor a cualquier persona con efectos tan graves que pueden desembocar en la muerte, efectos agravados si se tiene una enfermedades cardiovascular, cerebrovascular y respiratoria.

Estos enfermos son los más sensibles a las temperaturas extremas y debemos protegerlos.

Según la nueva normativa de ahorro energético, se debe poner el aire en interiores a mínimo 27 grados, pero ¿cómo afecta el aire a 27 grados al corazón? el poner el aire a dicha temperatura no garantiza que tengamos una temperatura real de 27 grados, lo que conlleva que la temperatura real será de entre 29 a 32 o más grados, pues depende del tamaño del recinto, las ventanas que tenga, su orientación, etc. Hablamos de unas temperaturas demasiado elevadas cuando se sufre cualquiera de estos tipos de enfermedades y ya nos encontramos la primeras quejas de pacientes, como es el caso de los pacientes de EPOC.

El principal síntoma del calor es la deshidratación por lo que además debemos tener cuidado con personas mayores y niños pequeños además de los enfermos crónicos.

El calor excesivo es el principal enemigo de nuestra salud en esta época del año. Un calor que afecta especialmente a quiénes sufren patologías cardiovasculares. El motivo principal del aumento de patologías en verano es la deshidratación, lo que genera ansiedad.

Síntomas de la deshidratación

La deshitración comienza con síntomas como:

  • Cansancio
  • Mareos leves
  • Taquicardia
  • Contracturas musculares o calambres
  • Dolor de cabeza
  • Convulsiones (en algunos casos)
  • Pérdida de conocimiento (en algunos casos)

La primera recomendación de los especialistas antes estos síntomas es hidratarse con bebidas isotónicas, agua, aunque la persona no tenga sed, algo que vemos de forma frecuente en personas mayores y bebés.

Las personas sanas deben tener en cuenta también estos síntomas, pues no están exentos de sufrir una deshidratación, sobretodo al hacer ejercicio con altas temperaturas, por esta razón los gimnasios están exentos de la normativa energética. Si hacemos el ejercicio en casa o en un local a 27 grados, debemos beber abundantes líquidos, evitar el alcohol, utilizar ropa ligera y transpirable para que la propia transpiración enfríe el cuerpo.

Con la situación económica actual, personas enfermas y sanas están poniéndose en situación de peligro al teletrabajar en casa sin poner el aire acondicionado o por ponerlo a 27ºC y que la temperatura interior esté por encima de los 30ºC y sobretodo cuando supera los 33ºC.

Cuando el cuerpo alcanza una temperatura de 40ºC hablaríamos del temido golpe de calor, donde se unen a los síntomas de la deshidratración el de la piel caliente y seca. Recordamos que el golpe de calor puede llegar a ser mortal y nos puede afectar a todos.

Desfibrilador.com
¿Qué te ha parecido el artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
RCP ahoramiento Previous post Maniobras de RCP ¿Cómo actuar en un caso de ahogamiento?